Todas las marcas disponen de un libro de mantenimiento mecánico que detallan los intervalos de revisión. Pero están diseñados para utilización industrial. No olvidemos que los motores de nuestras autocaravanas son los que se montan en furgonetas y vehículos de transporte que están diseñados para kilometrajes elevados y usos intensivos.

Nuestras autocaravanas no tienen un uso intensivo ni hacemos gran número de kilómetros al año, ya nos gustaría. Por este motivo, hay ajustar el mantenimiento y adecuarlo. Más que por kilometros hay que tener en cuenta el tiempo.

Revisión de viaje

Es la necesaria, o mejor obligatoria, antes de iniciar cualquier viaje. La podemos hacer nosotros mismos. Revisar los elementos básicos cuesta diez minutos y son elementos de seguridad :

  • Nivel de anticongelante. Ajustar y comprobar siempre en frío hasta el máximo. Si hemos comprobado que el nivel está por debajo del mínimo hay que ir al taller, hay una fuga. El anticongelante con altas temperaturas se puede evaporar algo, pero no tanto como para bajr del mínimo.
  • Nivel de líquido de frenos. Éste no se rellena, si está por debajo hay que acudir inmediatamente al taller. Hay un fuga
  • Nivel de líquido de parabrisas. Rellenar a tope
  • Nivel de líquido de dirección. Al igual que el de frenos no se rellena. Si el nivel es bajo al taller.
  • Presión de ruedas. En la puerta suele haber una pegatina donde nos aparecen las presiones. Si no sabemos la presión exacta ponemos 5 bar a todas las ruedas y ya preguntaremos en el taller la presión exacta. Si comprobamos que alguna rueda ha bajado más de un bar de la presión correcta tenemos algún pinchazo fijo.
  • Comprobar el estado de las escobillas de limpiaparabrisas. A la mínima duda cambiarlas. Son baratas y una mala limpieza del parabrisas en un mal momento puede suponernos un accidente.
  • Encender todas las luces, claxón .

Con todo esto en orden ya podemos circular en condiciones

Revisión de 2 años

En general, el kilometraje preconizado por las marcas varía entre 30.000 kilómetros y 40.000. Pero exceptuando los vehículos de alquiler, ” el resto de los mortales” no tenemos tiempo tiempo suficiente para hacer estos kilómetros. Por ello, dos años sería el tiempo adecuado para sustituir el aceite y los filtros.

Revisión de 4 años

Las operaciones serían las mismas añadiendo el cambio de líquido de frenos. Es un elemento muy olvidado. Hay que tener en cuenta que conducimos vehículos pesados y bajar un puerto supone un sobreesfuerzo al sistema de frenos. Esto provoca un calentamiento del líquido de frenos que en casos extremos puede hervir y licuarse perdiéndose la eficacia de frenado. Conviene prevenir.

Revisión de 6 años

Misma revisión que la de dos años. Hay que revisar si nuestro motor equipa correa de distribución. Es probable que nos toque cambiarla ( según modelos). De igual forma hay que sustituir los neumáticos. Da igual que el dibujo esté perfecto. El neumático es de caucho y es orgánico. Se degrada y se endurece. No sólo perdemos la adherencia ( perdemos frenada y suspensión) y tenemos un alto riesgo de reventón. En Leioa Berri Karabaning observamos habitualmente estas situaciones. Y siempre producen averías costosas. Pero lo peor no es esto, tener un accidente por escatimar en mantenimiento es muy grave.

Si tienes cualquier duda o necesitas realizar la revisión de tu autocaravana confía en profesionales del mundo del caravaning. Aunque cualquier taller mecánico puede realizar estas operaciones hay detalles que sólo los profesionales del caravaning están habituados a tratar y a prevenir.

www.reparamostucaravana.es